Él

Hace ya un año que lo encontré. Es difícil encontrar a esa persona que sabes que es y será el amor de tu vida, pero que jamás será tuya. 

Nunca me quiso, sólo era una opción, su última opción.

Cada vez que quedábamos, corría el riesgo de que diez minutos antes encontrase un plan mejor que yo. Y así fue la mayoría de veces. Sin embargo, esas otras, en las que me elegía a mí… Fueron los  momentos favoritos de mi vida.

Hace ya un año que lo encontré, el mismo tiempo que hace que lo perdí.

Anuncios
Estándar

Me dice noviembre.

El rincón de floricienta

blue-drop-drops-greece-nostalgia-favim-com-458084Que te espere, que todo saldrá bien.

Me dice noviembre que es el mes de los nuevos comienzos y la magia de las primeras veces. Esas que se incrustan en el volar de nuestra alma, y en la insensatez de nuestras pupilas cansadas de pestañas. Me dice noviembre que el ayer no existe y me viste de luces de colores, colgándome una estrella en el pelo, que apunta al cielo gris de otoño.

Me dice noviembre que te susurre al oído que te quiero.

Que te recuerde todas esas cosas por las que nos enamoramos y a veces, abandonamos.

Me dice también que te abrace, que te de la mano una vez más, y que te bese como aquel día donde las mariposas jugaron al escondite.

Aún disimulan su presencia.

Me dice noviembre que fue él quién me rompió el aliento en un suspiro. Quien perpetuó en sombra aquel desdén comedido que…

Ver la entrada original 313 palabras más

Estándar

¿Me perdonas?

El rincón de floricienta

fragile-heart

Hoy me derrumbo y postrada frente a ti, te pido perdón.

Perdón por haberte hecho tanto daño, perdón por haber dejado que tantas personas lo hicieran. Nunca debí permitirlo. Ni siquiera, la primera vez.

Te pido perdón por haber dejado que te rompieran el corazón una y mil veces, y a pesar de todo, tú siempre venías con tu dulce sonrisa y con ganas de volver a pegarlo. Perdón por no haber confiado en ti, por creer que tú eras menos y que realmente te merecías esos desprecios. Te pido perdón por haberte expuesto a un mal querer, por no haberle plantado cara antes al destino, y por haber dejado la valentía en el cajón de la mesilla de noche.

Lo siento, créeme que lo siento en el alma.

Disculpa mis despistes, el pensar en los demás antes que en ti. ¿Cuánto hace que no te diviertes? Eso también es por mi…

Ver la entrada original 483 palabras más

Estándar